20 junio, 2019

Ultimátum de Ramos Padilla: Stornelli, cada vez más solo y acorralado, debe ir a declarar mañana a Dolores

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, lanzó un ultimátum para el fiscal Carlos Stornelli: si este martes a las 12 nuevamente se ausenta y no concurre a su despacho, el magistrado lo va a declarar “en rebeldía”, y por lo tanto pedirá que sea llevado a declarar por la fuerza pública.

Quienes están cerca de Ramos Padilla admiten que el juez está perdiendo la paciencia y que la de mañana “será la última oportunidad” que le otorgará al cuestionado fiscal, quien deberá declarar en la causa donde se lo imputó por presuntos hechos de espionaje ilegal.

El viernes último, el magistrado de Dolores había aceptado el pedido planteado por Roberto Ribas, el abogado de Stornelli, quien había solicitado la postergación prevista para ese día, ya que debía concurrir a otra audiencia, por lo que le resultaría imposible asistir al juzgado de Ramos Padilla.

El juez lo indagará en el marco de la causa en la que procesó por extorsión y asociación ilícita al falso abogado Marcelo D’Alessio, quien fue detenido por pedirle una coima de 300 mil dólares a un empresario bajo la amenaza de que Stornelli lo metería preso.

En el llamado a indagatoria, Ramos Padilla es lapidario respecto al fiscal. Sostiene que “se han recabado elementos de prueba suficientes acerca de la participación del fiscal en las maniobras vinculadas con las operaciones de inteligencia y espionaje ilegales llevadas a cabo por D’Alessio”.

En su última citación, el juez sostiene: “Cabe referir que las inmunidades para los magistrados del Ministerio Público Fiscal de la Nación no han sido establecidas como mecanismos para eludir el accionar de la justicia en un proceso penal sino como garantía para evitar ser perturbados en el ejercicio de sus funciones”.

Días atrás, Ramos Padilla había rechazado la recusación con la que Stornelli intentó desplazarlo del expediente en el que es investigado por extorsión junto al falso abogado D’Alessio, ya que  consideró “improcedentes” los argumentos mediante los cuales el fiscal solicitó su apartamiento así como la nulidad del proceso.

Más allá de las especulaciones que se pueda tejer en torno a cuál será esta vez el comportamiento de Stornelli, todo indica que el fiscal concurrirá al juzgado de Dolores en el mediodía de mañana, aunque sea para negarse a declarar. Es que Ramos Padilla está decidido a enviar un patrullero para trasladarlo, por lo que además lo declarará en rebeldía.

En ese caso, el Procurador general de la Nación, Eduardo Casal, deberá convocar a Stornelli nuevamente a dar explicaciones sobre su situación. Luego, el jefe de los fiscales deberá decidir si convoca al Consejo Evaluador del organismo y si decide medidas disciplinarias contra Stornelli, que podría llegar a la suspensión de sus funciones. El juez también podría pedir el desafuero del fiscal y hasta su detención.

En la última semana, las noticias no fueron precisamente alentadoras para Stornelli: el martes pasado, la Corte Suprema respaldó de hecho al juez dándole más personal. Fue 48 horas después de que el presidente Mauricio Macri exigiera la destitución del magistrado.

En tanto, la Corte Bonaerense suspendió por 90 días al fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, por estar involucrado con D’Alessio, lo que representó otro fuerte espaldarazo al expediente.

Y como si todo esto fuera poco, el viernes, la Cámara Federal de Mar del Plata rechazó la recusación de Ramos Padilla presentada por Stornelli, lo que sin lugar a dudas significó un golpe casi mortal para el fiscal.

Ante este panorama, aquellos que conocen de cerca los códigos que se manejan en los tribunales de Comodoro Py, destacan que Stornelli está cada vez más solo, y hay una coincidencia prácticamente unánime de que mañana le corresponde presentarse en Dolores.

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*