16 diciembre, 2018

Ahora, Lilita pide debatir el protocolo de Bullrich en el Congreso y transformarlo en ley

Después de la grieta que abrió en el gobierno al rechazar el protocolo de uso de armas y de pegar hoy el faltazo a la Cámara de Diputados, Elisa Carrió publicó esta noche una “carta abierta” a través de sus redes “a las fuerzas de seguridad y policiales federales”. Allí, pidió debatir el tema en el Congreso Nacional y elaborar una ley.

En la misiva explicó por qué salió ayer a rechazar el “Reglamento General para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas federales de seguridad” redactado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y aseguró que no puede una resolución ministerial tener el carácter jurídico para proteger a los agentes policiales en el uso de las armas.

“No estoy en contra del empleo por parte de un agente de seguridad o policial de su arma de fuego cuando las circunstancias lo justifiquen. El agente de seguridad o policial que haya recibido del estado un arma de fuego tiene el deber de emplearla para proteger a sus conciudadanos y para protegerse a sí mismo de la acción de un criminal que ponga la vida de otro, o su propia vida, en riesgo. Pero esta normativa debe estar en el marco legal del nivel que corresponde, no puede ser introducida por medio de una Resolución Ministerial cuyo alcance es ciertamente reducido y no contempla todas las posibilidades en que puede darse esta situación de empleo de la fuerza”, explicó en el arranque de la carta.

Luego, subrayó que la Resolución Ministerial de un organismo nacional “presenta diversas falencias que no protegerán adecuadamente al agente que deba emplear su arma de fuego contra un delincuente ante una situación crítica, ya que la muerte de la otra persona va a ser juzgada por el ámbito judicial que corresponda jurisdiccionalmente”. Y agregó: “El agente de seguridad o policial federal actúa siempre en el ámbito de las provincias y de la CABA y el Poder Ejecutivo de éstas no puede por sí mismo aceptar que se aplique un reglamento dispuesto por un organismo nacional, cuyas normas pueden ser inferidas o tachadas de anticonstitucionales por la entidad jurídica que corresponda a esa jurisdicción”.
Carrió concluyó que por estas razones, la resolución, “lejos de proteger al agente de seguridad o policial, lo deja expuesto a que, obrando honestamente al creer que está siendo protegido por el reglamento ministerial que se la ha impuesto, sufra las consecuencias de la falta de legalidad de su obrar al ser desconocido por la autoridad judicial correspondiente”.

“No es mi intención desproteger al agente de seguridad o policial en el cumplimiento de sus funciones; sino, por el contrario, proporcionarles las normas claras y adecuadas para ampararlo ante las posteriores consecuencias que su accionar; ejecutado honradamente, en cumplimiento de su deber y por el bien de la seguridad de sus compatriotas. Mi intención es darle un marco legal que proteja en forma firme y clara, y con la suficiente entidad jurídica, su accionar”, explicó Carrió a través de Twitter y Facebook.

Luego anunció que su intención es llevar el debate al Congreso. “El marco legal debe ser una ley sancionada por el Congreso Nacional en el marco de sus atribuciones. Un marco legal que puede ser incorporado a esa ley básica para la Justicia que es el Código Penal o que constituya una ley específica, pero que proteja adecuadamente al agente de seguridad o policial que deba hacer uso de su arma”, abundó la líder de la Coalición Cívica.

 

La carta completa, acá:

 

 

Publicado por Elisa Lilita Carrió en Miércoles, 5 de diciembre de 2018

 

 

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*